domingo, 26 de febrero de 2012

Gerard Piqué; «El 'waka-waka' no me quita fuerza, me la da»


Interminable de alto, de rasgos todavía aniñados, simpático, acogedor, un puntito vacilón y con una tremenda habilidad para despejar preguntas como si fueran balones. Gerard Piqué, defensa del Barça, novio de Shakira, modelo excepcional de H.E. by Mango, es así; una estrella global de 25 años que lucha por seguir siendo el de siempre.
-Le advierto que soy de Bilbao. ¿Tiene algo que objetar?
-Qué va. De Bilbao me gusta la lluvia, la comida y la gente.
-¿Si el Athletic gana la Copa se pondrá una txapela?
-Si nos ganan no creo que esté para eso. Pero si ganamos nosotros, sí; me pongo una txapela encantado.
-¿Se siente cómodo posando como modelo?
-Me siento más cómodo en el campo. Pero a veces me toca hacer este papel y al final disfruto.
-¿Y si Mango insiste en vestirle de blanco?
-En este terreno, si quieren vestirme de blanco me dejo.
-Dicen que el trabajo imprime carácter. Como buen defensa, ¿está siempre a la defensiva?
-Cada vez lo estoy más, la verdad. Las circunstancias te hacen ser así. Pero es bueno ser prudente. La edad también ayuda. De joven era más desenfrenado.
-¡Pero si acaba de hacer 25! ¿O piensa como Julio Iglesias, que un hombre tiene la edad de su pareja? (Shakira tiene 35).
-No creo que sea así. Uno se adapta al otro y viceversa. Al final convives con una persona con la que estás a gusto, que la quieres, que pasas buenos momentos con ella... Y llega un punto en el que la edad no tiene importancia.
-Recibe clases de profesores de Esade. ¿Va para empresario?
-Lo hago porque tengo inquietudes y para huir de ciertas cosas. Como futbolista, cuando acaba tu carrera a los 30 años debes saber dónde poner tu dinero.
-Del Barça a Esade... Así empezó Urdangarin.
-Ni le conozco ni soy la persona adecuada para pronunciarme. Veremos qué sale de todo esto.
-Oiga, ¿tanto 'waka-waka' no le estará robando energía?
-No, je, je, no me quita fuerza. Al contrario, me la está dando. Me siento muy cómodo en mi situación personal y en la profesional también. Hay mucha gente que opina sobre mi persona. Y a veces esto me ha cabreado, pero quién no se cabrea. Cada vez lo vivo con más naturalidad.
-¿Entiende la pataleta de Arantxa Sánchez Vicario?
-Son situaciones muy complicadas que las tienes que vivir para llegar a entenderlo. A ella no la conozco.
-Usted adora a sus padres y algo así sería impensable...
-Vamos, ahora mismo es imposible. Además, soy demasiado joven para escribir unas memorias.
-Imagínese a Mourinho como mister. ¿Le entra un sudor frío?
-No, no. Es una opción que puede ocurrir, claro que sí. El mundo del fútbol da muchas vueltas. Al final somos profesionales de esto y si me toca lo aceptaría totalmente.
-No le voy a preguntar por su boda.
-Está usted invitada.
-Gracias. Y, por cierto, ¿en el banquete habrá merengue?
-No sé, ja, ja... Queda mucho aún. La boda por ahora ni se plantea y lo del merengue lo decidirá la novia.
-¿Cómo le cayó eso de Piqué y su piquetón?
-Bueno, es lo que hay (risas).
-¿Lo que hay?
-Sí, sin más. Me pareció divertido. Cuando lo vi me reí.
A Shakira le muerde un león marino, usted sufre un accidente de coche... ¿Cree en el mal de ojo?
-No. Fue pura coincidencia y nada grave, ni una cosa ni la otra. No hace falta exagerar. Shakira está ya perfectamente.
-¿Cuál fue la última vez que bailó usted el 'waka-waka'?
-El día que tuve que hacer el videoclip. Fue la primera y la única. A mí bailar no se me da bien. Eso lo dejo para ella.
-Por cierto, ¿qué ha sido del de la camisa a cuadros?
-Sigue siendo muy amigo mío. Pero la fama se le vino encima y estuvo un poco traumatizado. Se dio cuenta de lo que tengo que vivir yo muchas veces.
-¿La fama es más difícil de controlar y parar que un balón?
-Totalmente. La fama muchas veces es imparable.

Sorprende imitador de Shakira a televidentes

Durante una de las intervenciones en el programa Colombia tiene talento, tanto televidentes como el jurado del mismo se sorprendieron por la audición de un participante.

El concursante que utilizaba un antifaz dorado, saltó al escenario cantando como Shakira, el tema Cada día pienso en ti, con un parecido increíble. Además de que bailó, cantó a viva voz y de un momento a otro dio la gran sorpresa, pues era un hombre.

De acuerdo a la breve entrevista con los jurados indicó ser taxista, su nombre es Jhonatan y tiene 27 años.

Jhonatan, quien indica que su talento es natural y ha tocado múltiples puertas, aseguró "Yo quería cantar con mi propia voz, de hombre, pero no he tenido oportunidades para triunfar. Un día, casi que jugando, me di cuenta de que la voz me salía muy similar a la de Shakira y me dediqué a imitarla", comentó quien ha sido nombrado como el "Shakiro colombiano".

Es así que el participante logró pasar a la siguiente ronda del programa y viajar a Bogotá. Un sueño que comienza a caminar y en cuyo final está el premio de 500 millones de pesos colombianos.