sábado, 18 de agosto de 2012

Shakira, Bieber, Gaga, Beyonce y Obama se unen para campaña

Justin Bieber, Lady Gaga y Michelle Obama están dando una mano de ayuda a Beyonce.

Obama y las estrellas del pop han firmado para apoyar Beyonce y la campaña mundial por el Día Mundial Humanitario, que es el domingo. La campaña pide que el domingo la gente ayude a los demás a través de tales actividades como bocadillos para las personas sin hogar o trabajo voluntario en una organización benéfica local. El objetivo es compartir 1 mil millones de mensajes de esperanza.

El representante de Beyoncé dice que Bieber, Gaga, Obama, Rihanna, Shakira, Jay-Z, Gwyneth Paltrow y Chris Martin entre otros participarán.

Beyoncé interpretó su canción "I Was Here" en las Naciones Unidas en Nueva York la semana pasada para promover el Día Mundial Humanitario. La actuación fue grabada y el video musical se estrenará el domingo. La canción es de su último álbum "4".

Fuente: AP

Por primera vez hablan exempleados de Shakira



El abogado monteriano Abelardo De la Espriella, apoderado de los exempleados de Shakira Divier Hernández y Maritza de Ávila, advirtió que si el defensor de la cantante, Ezequiel Camerini, no se retracta antes del próximo martes de la acusación de “extorsionistas” que hizo en contra de sus clientes, lo demandará por injuria y calumnia.

El jurista citó ayer a una rueda de prensa, junto a los exempleados de la artista, para anunciar que “Camerini ha señalado en medios que son extorsionistas” y por eso le mando este mensaje “tiene hasta el martes para retractarse de lo dicho contra estas personas porque lo voy a denunciar penalmente en Colombia, y vamos a ver si es tan bravucón”.

Según el cordobés, las acusaciones de extorsión por parte del personal de Shakira contra sus exempleados aparecieron el 25 de julio pasado, es decir, pocos días después de que la pareja presentara una demanda laboral, el 17 de julio, en un juzgado de Barcelona, España, por “daños y perjuicios por vulneración de derechos fundamentales” contra la estrella.

“Obviamente, esa filtración (de la supuesta extorsión) se hizo con el objeto de presentar a mis clientes como unos delincuentes. De entrada aclaro: no hay video, no hay fotos, los señores no tienen nada que decir de Shakira, solamente quieren que les reconozcan los derechos, simplemente quieren su liquidación”, dijo De la Espriella.

Añadió el apoderado que quienes defienden a la artista “hicieron un ofrecimiento al abogado de mis clientes (el barcelonés Joaquín Fábregas), hace 10 días, de 100 mil euros, en España, pero el abogado no aceptó el trato, y eso no lo han dicho. ¿Entonces, si es verdad lo de la extorsión, por qué ofrecen ahora pagar las prestaciones sociales?”.

No obstante, lo requerido por los exempleados de Shakira oscila entre los 130 mil y los 198 mil euros, según De la Espriella, que representa al matrimonio desde el 31 de julio “de forma gratuita”.

“¿Por qué Shakira tiene sede en las Bahamas?”. El jurista indicó que la relación laboral de Hernández y De Ávila con Shakira inició en Barranquilla en 2001, “cuando ella les propone que viajen con ella –a Miami, EU; luego a las Bahamas y finalmente a Barcelona– a través de un contrato verbal a término indefinido”.

Ese “contrato verbal” terminó el 20 de mayo pasado en Barcelona y luego, asevera De la Espriella “les fue enviada una liquidación bajo la ley de Bahamas, y todos sabemos que la señora (Shakira) Mebarak vive en Bahamas para evadir impuestos, y también quiere presentar esa estratagema para no pagarle a sus empleados la liquidaciones a que por ley tienen derecho”. 

Añade que el apoderado de los exempleados que “una vez eso ocurrió se presentó el abogado Camerini y les propuso que firmaran un documento en donde estas personas renunciaban a sus derechos, y les propusieron, además, pagarle a cada uno 6 mil dólares, de acuerdo a la ley de Bahamas, por 24 y 11 años de trabajo (a De Ávila y Hernández) respectivamente. Y ellos no aceptaron”.

Acto seguido, explicó De la Espriella, “el régimen tributario de las Bahamas es diferente al de todo el mundo”.

Correos amenazantes con decapitados 

Según el abogado, “a las dos horas (de que ellos se negaran a firmar los documentos) les llegaron correos amenazantes”. Por lo anterior, se presentó una denuncia penal en España, que está en averiguación a ver quién está detrás de estas amenazas.

En los supuestos correos, dirigidos por una tal “Gabriela Lara” a Hernández, fechados el 26 de mayo a las 12:18 y 12:20 pm, con los asuntos “Ya está” y “Esto eres”, se lee: “te metiste con la personita equivocada, yo la voy a defender, tienes un solo día para correr o terminar como te muestro. Hay (SIC) tú sabes Divier”.

Y como imagen anexa aparece la foto de una persona decapitada.

“No queremos desacreditar a Shakira”

Niega de la Espriella, ante los señalamientos que hace la contraparte, que se trate de una campaña para desacreditar a Shakira orquestada por varios abogados y su exnovio y exmanager Antonio de la Rúa.

“¿Qué intención puedo tener yo para desacreditarla?, esa es una cortina de humo para disfrazar lo verdaderamente importante”, dijo.

Agregó al respecto que “no hay derecho para que una persona de la condición y del reconocimiento de Shakira haga este tipo de cosas. (…) Ella está en su derecho de prescindir de sus servicios, lo que no puede hacer es desconocerles sus derechos. (…) Ahora están sin trabajo y señalados como delincuentes”.

Concluyó que lo que reclaman sus clientes son “las correspondientes indemnizaciones por el despido injusto, todas las primas, cesantías y vacaciones que nunca fueron reconocidas”.

Habla el exchofer y excocinero de Shakira

Hernández era el chofer y cocinero de Shakira, y su esposa, De Ávila, fungía como cocinera, limpiadora y quien hacía las compras a la artista. Cada uno ganaba 2 mil dólares al mes y vivían en un apartamento arrendado por la estrella barranquillera en Barcelona. La pareja tiene una niña de seis años de quien Shakira y De la Rúa iban a ser sus padrinos.

La artista le dio estudios a la niña, entre otros regalos, y les conseguía instructores de cocina a ellos para enseñarles a preparar algunos platos de su preferencia.

Hernández contó así lo ocurrido el día del despido: “el 20 de mayo empecé a trabajar a las 8:30 de la mañana, y era la 1 de la mañana, y (Shakira, quien supuestamente ya estaría embarazada) quería que yo le hiciera una cena a su equipo, y yo le había hecho sánduche y gaseosa a su gente, y ella dijo que esa no era una cena normal, que ella quería una cena de otra forma, pero yo le dije que era tarde y estaba cansado”.

Según la denuncia, la cantante le contestó: “¿Sabes?, así no me sirves para nada, lárgate de aquí. Las personas que trabajan para mí tienen que trabajar hasta que a mí me dé la gana. Vete, ya no quiero verte, fuera de mi casa… ya veré qué hago contigo”.

Continuó Hernández “y nosotros no somos robots que vamos a trabajar todo el tiempo que ella quiera. Y lo veníamos haciendo antes, que trabajamos a cualquier hora”.

El 26 de mayo, cuenta el exempleado, “nos manda con una asistente que se llama Nadine, en una reunión en su apartamento, y sale con unos documentos donde tenemos que firmar y nos ofrecen 6 mil dólares y que no vamos a tener prestaciones. Y dijimos que no íbamos a firmar”. 

Agrega que ese mismo día, más tarde en la noche, “me aparecen unos emails con amenazas de muerte y personas decapitadas, y yo no tengo enemigos. No fue Shakira pero sí la gente que la rodea, que ninguno le da información a ella”. 

Sigue contando que “el 30 de mayo nos hacen otra reunión en la noche, y vuelve con el mismo documento, (…) y yo le digo que no me interesa. Eso fue a las 6 de la tarde; a las 11 de la noche nos pasan los tiquetes, que tenemos que viajar a Colombia y nos mandan un email, donde tenemos que desalojar el apartamento a las 7 de la mañana. Yo les pido que nos dejen un día para ver donde vamos a estar, entonces dice Nadine que no”. 

Entonces, narra que a las 7 de la mañana salieron del apartamento los tres, ”nos fuimos a la calle en el día y la noche, hasta el día siguiente, y la única persona que se me ocurrió fue Antonio de la Rúa, y él nos aloja y nos da comida”.

Aclara, acto seguido, que De la Rúa, “no tiene nada que ver en esta demanda” presentada en España un mes y 17 días después de ese episodio. La pareja, finalmente, llega al país hace 10 días por temas con las visas.

Fuente: El Heraldo